Apagado o fuera de cobertura...

Apagado o fuera de cobertura…

¿Por qué no hay cobertura dentro de los ascensores? ¿Por qué se recomienda permanecer dentro de un coche durante una tormenta eléctrica? Hoy vamos a hablar de un principio físico que aparece en nuestro día a día en manifestaciones de lo más diverso: la jaula de Faraday.

Apagado o fuera de coberturaLos citados son solamente algunos de los múltiples casos cotidianos de jaula de Faraday. ¿Pero en qué consiste exactamente este fenómeno?

El efecto jaula de Faraday es una aplicación de la ley de Gauss, que estudia la distribución de cargas. Tomamos un volumen conductor cargado en equilibrio electrostático (esto se produce cuando las cargas están en reposo), una caja metálica por ejemplo (ascensor). Aplicando la ley de Gauss tenemos que, como las cargas se repelen entre sí, tenderían a alejarse lo máximo posible las unas de las otras, o sea, a acumularse en la superficie del conductor, dejando el interior huérfano de estas. Lo cuál a su vez, provoca que el campo electromagnético dentro sea nulo, y por tanto se anulen todos sus efectos, quedando en cierto modo aislado del exterior.

Michael Faraday hizo su demostración construyendo una habitación forrada con paredes de metal e introduciendo un electroscopio en su interior. Aplicó descargas de alto voltaje desde la parte externa y comprobó experimentalmente que no había carga eléctrica intrínseca. Este experimento se conoce como caja de Faraday. El propio físico británico postuló, en 1836: “Toda la electricidad va hacia la superficie libre de los cuerpos sin producirse difusión en el interior”.

Hoy en día, existen infinidad de aplicaciones de este principio físico. Explica, como ya hemos visto, el mal funcionamiento de móviles en los ascensores o en edificios con estructuras metálicas; conforma una protección para los ocupantes de un coche o un avión alcanzados por un rayo; se utiliza para eludir arcos de seguridad forrando bolsos con papel de aluminio; se emplea en el blindaje de ciertos componentes hardware delicados; tiene numerosos usos en ingeniería e investigación médica, …

La ciencia es dudar, experimentar. Así que, a continuación, te presento un ensayo casero muy fácil de llevar a cabo para verificar el funcionamiento de la jaula de Faraday tú mismo. Necesitamos dos móviles y papel de aluminio. Tras comprobar que los dos teléfonos funcionan perfectamente, envolvemos uno con papel de aluminio y lo llamamos con el otro. Te anticipo lo que ocurrirá: operadora: “el móvil al que llama está apagado o fuera de cobertura en…”. Cuando lo desenvuelvas, te llegará en seguida la llamada perdida. Acabas de demostrar el efecto jaula de Faraday.

Pues hasta aquí con el artículo de hoy, espero que te haya gustado, y ya sabes, si esperas una llamada importante, coge las escaleras.