De viejo continente a nuevo mundo

De viejo continente a nuevo mundo

Esta semana la NASA ha dado luz verde a la misión destinada a indagar acerca de la misteriosa Europa, el satélite de Júpiter que se sospecha que pudiera albergar o haber albergado alguna forma de vida extraterrestre. La nave no tripulada se lanzará en 2020.

De viejo continente a nuevo mundo 1

IMAGEN: NASA.

En uno de mis últimos artículos, Mundos más habitables que el nuestro, ya mencionaba al satélite Europa como un firme candidato a albergar vida tal y como la conocemos. Y lo cierto es que esta semana la NASA ha anunciado que la misión Europa está puesta en marcha y en 2020 se lanzará la sonda que explorará el entorno de esta presumiblemente acuosa luna de Júpiter, máximo aspirante para la habitabilidad extraterrestre de nuestro sistema solar.

Todo empezó con las investigaciones llevadas a cabo durante la misión Galileo y las observaciones del telescopio Hubble. Poco a poco, la idea de que tras la gélida corteza de Europa se extendía un inmenso océano subterráneo de agua líquida tomó fuerza en la comunidad científica.

Hoy en día se cree que Europa alberga un ingente océano interior de agua en estado líquido con unas concentraciones de oxígeno incluso mayores que las de la Tierra. Se cree que se podrían por tanto dar formas de vida básicas similares a las terrícolas en las zonas cálidas que circundan las bocas de las fumarolas y de los volcanes internos.

“El océano de Europa podría contener el doble de agua que el terrestre”, señala la NASA en un comunicado. “Con agua salada abundante, un fondo rocoso y la energía aportada por las fuerzas de marea, Europa podría ser el mejor sitio del sistema solar para buscar vida actual fuera de nuestro planeta”.

Es una de las misiones de más relevancia en toda la historia del campo de la astrobiología y de hecho, se llegó a sacrificar la sonda Galileo estrellándola contra Júpiter para evitar cualquier posible contaminación de Europa (la nave podría contener restos de microorganismos terrestres).

La nueva sonda espacial realizaría varios sobrevuelos de Europa a lo largo de tres años, en concreto, 45 pases a diversas alturas. Otras propuestas más futuristas sugieren incluso la exploración de ese hipotético océano con submarinos robóticos.

Por el momento la misión aún está en un estado muy primitivo, y ni tan siquiera se conoce el nombre de la sonda que partirá en busca de respuestas. Pero quién sabe, tal vez en 2027, que es cuando se espera que empiecen a llegar resultados, hablemos de Europa no como el viejo continente, sino como un nuevo mundo, literalmente.

Nos seguimos leyendo.